31751

María  Natalia  Canosa

Obras literarias

 

Librería virtual con títulos en español.

Este sitio está diseñado para una resolución de: 1024 x 768 x 32 bpp.

¿Qué puede escribir una pequeña estrella sobre el Sol?

Seguramente se llene la boca hablando de que los une una gran amistad, de que mucho tiene que ver su fulgoroso resplandor con los consejos que ella le dio en algún determinado momento; puede llegar a escribir que fue ella quien se lo presentó al mismísimo Maestro para que lo ubique como centro de algo... que lo acomode en algún laburito, bá.

Menos probable es que se tome un tiempo y responda cauta y concienzudamente, que explique, detalle, y racionalice los temas que más le competen a tan grandioso astro.

Casi con total seguridad no exhortará las virtudes del Sol. Tiene ácido gusto a imposible que se declare luminosamente inferior, caloríficamente disminuida o, tal vez, que reconozca que su vida es, comparada a la de Febo, un chispazo en el medio de la nada.

Usted, con frente grave y el entrecejo fruncido se preguntará si las drogas que consumo son nuevas o simplemente estoy mezclando pendorchos cónicos para hornos con mis cigarrillos, a lo que simplemente y con generosa actitud respondo: me inspiro, no aspiro.  Voy a serle franco, dado que sigo imaginando el mismo ángulo en su frente y un ceño extraordinariamente más fruncido. La historia de la estrella y el Sol es moneda corriente (guarda que electrocuta) en la historia del hombre.

Es muy probable que esta introducción no haya comenzado por el principio clásico y tradicional, el típico y auténtico comienzo. De hecho (o facto) es un empezar empezado, porque siempre es más fácil arrancar con envión que romper la inercia del quietismo o reposo (para no hacer mención a un movimiento ideológico... ¿qué loco no? un movimiento llamado quietismo.... ¿se moverían despacito sus adeptos?)

En fin, si llegó usted hasta acá (si pudo digerir tan escaramuzados párrafos plagados de fruslerías) es porque quiere saber... algo. ¿No?

Bien, el Sol, divino y maravilloso Sol, es la autora de las obras que encontrarán en este escondrijo. Gracias Hados, por darnos una vida con María Natalia Canosa. Perdón, Zeus, si sientes que la magia de sus palabras supera la fuerza de tus poderes. A ti también pido perdón Venus, por si te sientes, con justa causa, desplazada de tu trono. Musas, ni todas juntas en el mejor de sus días logran lo que ella en un instante de inspiración. Minerva, te va a quedar mejor el jugo de limón que la derrota al enfrentar a Nati.

La pequeña estrella... ¿que quién es?... pues cada uno sabe la respuesta.

 

 

Todo lo que quieras...

 

 

 

 

 

 

Nueva Literatura

 

 

 

Copate!!!! Firmá el libro de visitas...

Opiniones que cuentan